Peligros de no cambiar el aceite a tu auto

aceite motor Si no has cambiado nunca el aceite, conoce las consecuencias

El aceite es una parte imprescindible del motor de nuestro coche. Gracias a este lubricante, las distintas partes del motor trabajan perfectamente sin que se rocen ni se produzcan daños.

El aceite lubrica las paredes de los cilindros cuando el pistón realiza los movimientos de compresión y expansión. Si no existiera este aceite, aumentaría enormemente la temperatura a causa de la fricción, llegando a producir el gripaje del propio motor.

En caso de no cambiar nunca el aceite de nuestro coche, éste perderá totalmente sus propiedades, dañando seriamente al motor.

Para empezar, se acumulará una gran cantidad de suciedad en el propio aceite. Con el paso del tiempo, el filtro de aceite no será capaz de absorber este aceite con suciedad y se taponará. El aceite, al estar en mal estado hará que se desgasten mucho más las partes metálicas de nuestro motor, dañándolo.

Además, el aceite posee varios aditivos que se encargan de realizar diversas funciones en el interior del motor. Con el paso del tiempo, los aditivos como pueden ser los detergentes, dispersantes, reductores de fricción y anticorrosivos desaparecerán, por lo que el aceite no lubrica nuestro motor como es debido.

aceite Si no has cambiado nunca el aceite, conoce las consecuencias

Pero eso no es todo, ya que el aceite cada vez se encontrará más sucio, desgastando el motor y haciéndolo fallar.

Afortunadamente, los aceites de hoy en día tienen una gran calidad, por lo que no pasará nada malo si cambiamos el aceite unos días más tarde de lo debido o nos pasamos unos kilómetros.

Notaremos realmente que el motor de nuestro coche comienza a fallar después de rodar miles de kilómetros con un aceite en mal estado.

Para evitar problemas en nuestro coche, lo más recomendable es sustituir el aceite de nuestro coche a los kilómetros que recomienda el fabricante de nuestro coche o, en caso de no haber llegado a los kilómetros estipulados, una vez al año.

Publicado el enero 4, 2013 en Consejos, Cuidado del motor, Mantenimiento y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: