Cambiar pastillas de freno (balatas)

Los frenos es una de las partes más importantes de nuestro coche y es un importante elemento de seguridad, por lo que es conveniente conocer su estado. Si se han desgastado las pastillas de freno y decidimos cambiarlas nosotros mismos, debemos de tener en cuenta una serie de puntos.

Para cambiar las pastillas, quitaremos las ruedas y pondremos el coche sobre unos caballetes, nunca sobre el gato, ya que puede ceder y ocurrir una desgracia.

frenos Cambio de pastillas de freno

El siguiente paso será quitar las pastillas viejas. Para esto, el pistón que aprisiona las pastillas contra el disco lo deberemos recoger en la medida de lo posible para facilitar el desmontaje. Este paso lo podemos hacer introduciendo un destornillador entre la pastilla de freno y el disco para hacer un poco de palanca.

Extraemos los tornillos que unen la pinza de freno con los soportes y quitaremos la pinza de su alojamiento. En este momento es muy importante fijarnos como están montadas las pastillas viejas para colocar posteriormente las nuevas y que no queden mal puestas. Retiramos las pastillas viejas y debemos de contraer completamente el pistón de la pinza.

Ahora ponemos las pastillas nuevas en su alojamiento y procederemos al montaje de todo el sistema. Normalmente, el proceso de montaje es inverso al de desmontaje. Una vez montada completamente la pinza con las pastillas nuevas, haremos el mismo proceso en el otro lado.

Cuando ya hayamos cambiado las pastillas, debemos revisar el nivel de líquido de frenos y rellenar un poco en caso de ser necesario. Comprobaremos que esté todo bien montado, encenderemos el coche y pisaremos repetidamente el pedal de freno hasta notar que tiene un recorrido corto y no se queda hundido. Esto es muy importante porque, si no lo hacemos, en la primera frenada que realicemos,el coche no frena, con el peligro que eso conlleva.

Como podéis ver, el proceso para sustituir las pastillas de freno es realmente sencillo y, realizándolo con calma, nos puede llevar una hora o un poco más. Pero, aún siendo fácil, hay que hacerlo con cuidado y fijándonos bien, ya que es un elemento muy importante de seguridad. Estos son unos pasos generales, en caso de no estar seguros, yo recomiendo acudir a un taller.

Publicado el enero 11, 2013 en Frenos, Mantenimiento, Revisiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: